Blogia
Plantas de mi vida

La amapola

Los finos pétalos de las amapolas bien parecen papel cresponado. Finamente arrugados, aparecen de los botones esféricos para después desplegarse en elegantes flores. Las amapolas orientales perennes y las anuales convierten cualquier jardín en un festival de colores. Además, las encontramos de todos los colores, desde el rosa pastel hasta el rojo anaranjado ardiente. También en lo referente al cromatismo puede hablarse de tendencias; las amapolas de tonos sorprendentes tienen ahora muchísima demanda.

Uno de los más interesantes es el de la amapola oriental Mrs. Marrow's Plum. De hecho, en Inglaterra fue elegida planta del año. Su color es descrito así: "un sorprendente color como de grosellas negras magulladas". Las amapolas más nuevas provienen de Alemania, de la famosa Condesa von Zeppelin, y también de Inglaterra. También en otros países se dedican a la selección. Un problema común es que las flores se caigan; afortunadamente, las nuevas variedades se mantienen bien erguidas, de modo que se puede disfrutar al máximo de su esplendor.

En cuanto al diseño de jardines, las grandes flores de las amapolas combinan perfectamente con la floración delicada de las hierbas ornamentales. La Papaver nudicaule bienal se siembra generalmente en una mezcla de colores, y florece durante todo el verano.

Hacer esquejes con raíces
La amapola oriental se puede reproducir con facilidad por medio de un esqueje con raíces. En agosto y septiembre debes arrancar la mata y cortar unas cuantas raíces (la planta madre puede volverse a plantar). Divide las raíces en trocitos de 5 cm; es importante que la parte superior del esqueje con raíces vuelva a estar arriba. Para acordarte, puedes cortar torcida la parte inferior. Planta los pequeños esquejes en un semillero arenoso; en la primavera siguiente probablemente ya brotarán.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres