Blogia
Plantas de mi vida

Posibles enfermedades de la Aurinia

A simple vista, la Aurinia transmite una sensación de fragilidad. Además de su aspecto, este arbusto requiere de muchos cuidados para evitar posibles enfermedades, como hernias, podredumbres, polillas, plagas, orugas o virosis. No te preocupes; a continuación te mostramos cómo combatir estas adversidades para que asegures un crecimiento óptimo de tu planta.

Hongo Plasmodiophora: es el causante de las hernias y tumores en la raíz y base de las plantas en la mayoría de las crucíferas. Crea abultamientos y agallas que, si no se actúa contra ellos, la harán languidecer hasta pudrirla. Si la planta es pequeña, lo mejor es reemplazarla; si no, deberemos desinfectar el suelo con fungicidas lo antes posible.

Podredumbre: provocados por los hongos Rhizoctonia solani y Fusarium roseumes, la podredumbre es una patología que afecta al cuello y raíz, degradándola y tornándola en un color oscuro. El remedio será similar al anterior, escogiendo un producto específico contra este tipo de plaga.

Orugas de la col: conocidas también como Pieris Brassicae, es un depredador de follaje que podrás detectar al ver agujeros en las hojas. Para proteger tu planta de esta plaga, tendrás que hacerlo a mano, recogiendo a mediados de primavera los ejemplares y sus huevos depositados en el envés de las hojas. Si no acabas con ellas, busca algún insecticida que contenga alguna de estas materias: Triclorfon, Etofenprox, Piretrinas o Bacillus thuriengiensis.

Nematodos: también conocidos como gusanos redondos debido a su forma, son animales microscópicos (de entre 0,2 y 0,4 mm.) dotados de un pequeño aguijón con el que penetran en las células de las plantas para absorber su contenido. Estos ataques provocan quistes y abultamientos que dificultan la circulación de la savia, debilitando paulatinamente la planta. Los nemátodos de raíz atacan a la mayor parte de plantas.

Es difícil descubrirlos, ya que hay que ver las raíces. Es mejor prevenirlos desinfectando el suelo, ya que una vez contagiado el arbusto, es muy difícil su eliminación. Si la planta es de una maceta, se recomienda quemarla con su propia maceta y tierra. Si el caso se da en jardines, productos como hidrocarburos halogenados, isotiocinatos, organofosfatos y carbamatos. Sin embargo, resulta imposible la erradicación para el jardinero aficionado, así que, si se nos da el caso, lo mejor es retirar el mal cuanto antes y reponer el hueco con plantas sanas.

Polilla minadora: son microlepidópteros de un tamaño máximo de 15 mm, capaces de colocar hasta un máximo de 100 huevos por cada una. Este tipo de parásito es un insaciable devorador de hojas que comienza por el limbo de las más externas, progresando hacia el interior del crucífero, lugar donde volverá convertirse en crisálida.

Redacción/Facilisimo.com

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres