Blogia
Plantas de mi vida

Parrotia o árbol de hierro

El valor ornamental de las hojas queda casi siempre anulado por el de las flores, excepto en otoño. En estos meses, los follajes de muchas especies arbóreas, arbustivas y trepadoras adquieren cálidos y encendidos tonos: rojos, púrpuras, ocres, naranjas... Una de ellas es la Parrotia, que llama la atención por el color amarillo de sus hojas, las que adquieren su máximo apogeo en el mes de noviembre y diciembre.

Cómo es
Este árbol, procedente de Persia, puede llegar a alcanzar una altura de hasta 10 metros, aunque no es lo más común, la mayoría oscilan entre los 5 ó 6. La corteza de su tronco es grisácea con pequeñas escamas similares a las del plátano y se desprende con facilidad.

Es una planta de hoja caduca y forma ovalada. Redonda en su base y con margen diminutamente serrado hacia la mitad, tiene una longitud que oscila entre los 5 y 10 cm. Las más jóvenes tienen un matiz rojo en los bordes.

Las flores, que aparecen antes que las hojas, son amarillentas y con las anteras rojas, y se disponen en pequeñas y densas cabezuelas globosas

Las ramas jóvenes aparecen cubiertas de vellosidad. La apariencia del árbol es ovoide con ramas extendidas horizontalmente e incluso péndulas que pueden desarrollarse a ras del suelo. Se ramifica pronto y en entornos naturales es frecuente encontrarlo como arbusto. En el Jardín Botánico de Madrid hay un hermoso ejemplar de casi 80 años.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres