Blogia
Plantas de mi vida

El maíz, de México a tu huerto (II)

Los cuidados adecuados para una buena cosecha
Durante los periodos de crecimiento y floración es necesario un riego constante, de forma que el terreno se mantenga siempre húmedo. Durante la maduración de las mazorcas las necesidades de agua que requiere el maíz son menores.

El maíz necesita diferentes minerales para su correcto crecimiento por lo que el abonado es una de las tareas que realizaremos, excepto durante la época de crecimiento de los granos de la mazorca. Nos fijaremos en especial en el nitrógeno, cuya carencia provoca que las hojas adquieran un tono amarillento, en el fósforo, que mantendrá la fortaleza de las raíces, y potasio cuya falta hará que la planta sea más sensible a las enfermedades.

Asimismo es conveniente eliminar la maleza que crece en torno al maíz, ya que consumirá parte de los nutrientes destinados a nuestra planta. La recolección se realizará a finales de verano; retiraremos las mazorcas con cuidado, cuando estén secas.

Las enfermedades y plagas más comunes
Para obtener una buena cosecha hemos de cuidar de la salud de nuestra hortaliza. Los pulgones son una de las principales plagas que afectan a la planta; la prevención es importante y parte de la eliminación de la maleza, pero si ya hubieran aparecido, los eliminaremos con productos específicos. De la misma forma solucionaremos el problema de la aparición de diversos tipos de gusanos que se alimentarán de diversas partes del maíz

Entre las enfermedades que pueden aparecer destacan la roya que provocará la aparición de pústulas marrones en las hojas y que combatiremos por medio de fungicidas, al igual que el carbón del maíz, a causa del que surgen agallas de color negruzco en diversas partes de la planta.

Pearl Overseas

Tips de plantas

Revista hogar  

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres